Fillos de Breogán

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fillos de Breogán

Mensaje por Lébor Corbalis el Vie Ene 21, 2011 3:07 pm


Emblema provisional - boceto fotomontaje
"AMENCER VERMELLO"
"Amanecer Rojo" - Relato introductorio [FDB]

La noche gemía ante un tímido amanecer, de color blanco y rojo, que avanzaba suavemente sobre las imponentes montañas de Lug. Un bello paisaje se desnudaba lentamente en el horizonte, rozado y desgarrado por los picos, descubriendo una figura en continuo movimiento envuelta por la tenue luz del amanecer, cada vez más intensa.
Gritos, golpes, chillidos, temblores... La roca crujía, gemía y sangraba al igual que los cuerpos rodando cuesta abajo, como si de un ser con empatía se tratara. La enigmática figura pronunciaba una incesante sarta de maldiciones e injurias que destrozaban moralmente a sus oponentes, rematando la tarea con firmes impactos de acero y piedra. Sin duda, a ojos de sus víctimas, representaba a un todopoderoso heraldo de la destrucción, imparable, alimentado por una feroz tormenta en su corazón y un fuego eterno que aviva su alma.
- ”¡YO soy la Voluntad del Breogán! ¡Y no temo a la muerte, pues soy La Muerte encarnada!”.
Un gran giro de su maza atizó a otros dos enemigos y envió sus cuerpos metros abajo por el aire. No se oyeron gritos ni gemidos, pues el impacto fue tan potente que les quitó la vida al instante.

Durante horas había estado conteniendo a pequeñas hordas de trasgos. Su intento de traspasar los muros de las minas forja de la montaña mediante el sigilo había sido un éxito pero, una vez dentro, una panda de asquerosos trasgos lo descubrieron por casualidad y se vio forzado a huir hacia la superficie. Por suerte encontró unas enormes escaleras que ascendían a algún lugar, finalmente al pico de la montaña, donde había estado resistiendo. Su principal objetivo, un humano mago caído en las sombras y corrompido por el Sidh, estaba ahora fuera de su alcance. O no…
Para su sorpresa, el mago sombrío se mostró a varios metros de él, rodeado de una horda todavía mayor.
- ”¡Lébor Corbalis!” – exclama el mago, sorprendido – ”Esperaba a algún agente tras mi cabeza, aunque jamás pensé que fuera uno de tu talla. Es un verdadero honor, sin duda” – bromea con maldad.
- ”No hay honor en buscar la muerte, Lumenar. ¿¡Qué te ha pasado!? Antaño fuiste un fiel servidor de tu pueblo y un buen hombre. ¿Por qué sucumbir a Las Sombras? ¿Acaso las Tuata da Dana del Sidh te han prometido poder, riquezas, la inmortalidad? Sabes que todo eso son patrañas y mentiras para tentar a sus víctimas.” – Lébor hace una pausa y escupe, maldiciendo la corrupción de ese hombre – ”Acabarán contigo, lo sabes. Te convertirán en su esclavo deforme; ni recordarás quién fuiste”.
- ”Toda nuestra vida nos prohíben los secretos de Las Sombras. ¿¡Y por qué!? Porque tienen miedo de que un ser mortal e insignificante se vuelva poderoso. Nosotros tenemos el poder, Lébor. El poder de decidir” – explica el mago sombrío, llamado Lumenar.
- ”Tu juicio se ha nublado, amigo. Ese poder de decisión no es más que una ilusión provocada por la corrupción de las Tuata. ¿A caso no lo percibes?” – reprocha Lébor.
- ”No Mestre Corbalis. Quien está ciego eres tú. No imaginas los secretos arcanos que me han sido desvelados. ¡Podría cambiar el mundo, para mejor! ¿A caso no deseas eso para tu pueblo y todas las razas de La Luz?”.
- ”El poder acabará contigo, y se volverá contra tí” – responde Lébor, y añade y voz baja – ”Has caído por completo. No hay vuelta atrás…”.

Se reincorpora en firme posición, posición de carga, con su maza a dos manos al hombro, preparada para ser alzada y dar sentencia.
“No hay vuelta atrás”, piensa de nuevo mientras comienza a correr.
El mago conoce sus intenciones y ordena a la horda que cargue al unísono.
“¡No hay vuelta atrás!”, piensa de nuevo Lébor, sintiendo cómo el frenesí de la batalla le llena de energía y sus piernas y brazos se fortalecen, siendo consciente de que esa horda muy probablemente sea su muerte. “¡NO HAY VUELTA ATRÁS!”.
- ”¡¡¡BREEEEOOOOGÁÁÁÁÁÁÁÁÁAÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁN!!!” – grita con furia y potencia, oyéndose el grito de guerra a través de los picos de las montañas.
La montaña tiembla de nuevo. Al primer impacto se escucha el chirrido del metal y el acero roto, quebrado por la imparable maza de nuestro protagonista al asestar su primer impacto. Los trasgos avanzan tan juntos que van cayendo de cuatro en cuatro. ¡Pero son demasiados! Algunos llegan a rodearlo (por unos instantes), siendo todos lanzados por los aires gracias a una técnica giratoria de Lébor, pero gasta muchas energías con ella y se desprotege al mismo tiempo. Desafortunadamente una hoja se hunde en su carne por el costado derecho, siendo frenada por la armadura, evitando ésta que la herida sea mortal.
Otra herida más de esa magnitud y puede darse por muerto, pues está perdiendo movilidad, y con ello defensa.

¡De pronto se escucha una gaita en la lejanía! Seguido de un grito fácilmente reconocible.
- ”¡¡¡BREEEEOOOOGÁÁÁÁÁÁÁÁÁAÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁN!!!” – chocan  las voces en el cielo, provocando un estruendo entre los picos como una tempestad.
Una flecha de fuego con llama azul sobrevuela el campo de batalla. Una señal que Lébor conoce muy bien. Por eso se apresura a deshacerse de los enemigos más cercanos para agacharse, posicionando su gran maza sobre su espalda, para cubrirse de lo que se avecinaba en pocos segundos.
Ráfagas de flechas comenzaron a llover, abatiendo a numerosos trasgos. Mirando por el rabillo del ojo pudo observar cómo se asomaban varios de sus compañeros, Guardianes del Reino, que habían acudido al ver que la misión se prolongaba demasiado (algo inapropiado en Lébor). Sonrió, riéndose, y se alzó de nuevo.
Fijando su mirada en Lumenar y recobrando fuerzas, realizó de nuevo otra marcha de carga hacia su posición. El mago sombrío temía que lo alcanzara, por tanto fue ordenando a los trasgos que bloquearan el camino mientras él retrocedía. De nada servía, pues Lébor Corbalis apisonaba a todos a su paso, y los trasgos se quedaban bloqueados del miedo, esperando su final.
Derribado el bloqueo, a varios metros se encontraba Lumenar, al borde de la montaña, pues no podía retroceder más. Por unos instantes fijaron su mirada, pensativos, y finalmente ambos alzaron sus armas para el ataque. Corría Lébor con su maza erguida cuando Lumenar atacó primero, alzando su bastón, mediante un potente rayo que le alcanzó de lleno, provocando su debilitamiento y gran dolor. A punto de perder el equilibrio y las fuerzas, Lébor asestó un fuerte golpe con toda su fuerza restante contra el suelo rocoso, provocando su rotura y por consiguiente el desprendimiento del extremo donde se encontraba Lumenar. Éste cayó sorprendido y maldiciendo.
Lébor se incorporó difícilmente y medio arrastró con una rodilla hacia el borde del peñasco. El mago sombrío se había quedado prendido por sus ropas, colgado de un saliente rocoso punzante.
- ”Siempre tienes un as en la manga… Debí recordarlo” – bromea el mago, colgado ante un enorme abismo que será su muerte, mientras alarga su mano hacia Lébor. Éste se la coge.
- ”¿Qué te ha corrompido, Lumenar? Te has echado a perder”.
- ”¿¡A perder!? No, Lébor. Si me matas, tú estarás echando a perder La Evolución.”.
Lébor frunce el ceño en señal de incógnita. Sus ropas se rompen y Lumenar queda suspendido en el aire gracias al apretón de manos.
- ”¿Es que no lo entiendes? ¡Podemos aprender de La Oscuridad al igual que de La Luz!” – afirma Lumenar.
- ”Para conocer La Luz, debes ver La Oscuridad. ¡No caer en ella!” – sentencia Lébor, soltando su mano.
Finalmente observa cómo el mago sombrío Lumenar desciende por el abismo, riendo y abriendo los brazos. Abrazando la muerte.


Thorgromz, Sakron, Willy, Nano, Inilatos, Yannick… Todos habían llegado y acabado con los trasgos mientras él se había enfrentado a Lumenar. Se acercan con preocupación al ver que está herido.
- ”¡Lébor! ¿Estás de una pieza?” – exclama Thorgromz mientras Sakron saca un pequeño botiquín que siempre lleva encima.
- ”Sí, por ahora. Parece ser que al Breogán le caigo demasiado bien... jaja” – bromea, mirando hacia el cielo.
- ”Esta herida es algo profunda. Difícilmente aguantarás os dos días a caballo hasta Breogantia” – informa Sakron.
- ”Tienes razón. No puedo cabalgar durante tanto tiempo... ¡Cabalguemos pues a la amurallada Lug!” – concluye Lébor.
- ”Dejamos los caballos poco después del pie de la montaña. No encontramos el tuyo ” – dice Willy.
- ”Debió ser capturado por los trasgos. ¡Una pena! Podemos darlo por muerto y cocinado” – se apena Lébor.
- ”Una vez descendida la montaña, el camino hasta la ciudad de Lug, montados a caballo, es menos de medio día desde aquí. Puedes ir conmigo en mi caballo” – ofrece Inilatos.
- ”Gracias amigo. No se qué haría sin todos vosotros” – termina Lébor.
- ”¡Fillos de Breogán, tras mi paso!” – grita Sakron al grupo, guiando el camino en primer lugar.

Nuestros amigos cabalgaban ahora hacia Lug bajo un nuevo día. Pues ya había amanecido del todo y el blanco y el azul sustituyeron al rojo, mas la blanca montaña quedaría teñida de rojo y negro por un tiempo.
La luz de un nuevo día que representaba la eterna esperanza, el valor y la fuerza de la amistad y la fraternidad bajo la inmortal y atenta mirada del Breogán. Ellos son los Fillos de Breogán y este es su legado.
En primer lugar decir que nuestro emblema es un esbozo de loq ue será realmente (ahora está hecho con un montaje de varias imágenes) y que le falta el cabello melenudo a la calavera (calavera del Breogán). Más adelante excplicaremos el significado de su simbología.

+ LISTADO DE JUGADORES:


    · Lébor Corbalis
    · Sakron
    · Thorgromz
    · Willy
    · Nano
    · Inilatos
    · Yannick
    ...


+ INGRESO:

Los Fillos de Breogán cuidamos mucho la amistad y la fraternidad dentro de nuestro equipo, y todo aspirante deberá ser aceptado por la mayoría de este.
Si eres un jugador de jugger de Coruña (Galicia, España) o su area metropolitana y estás interesado en unirte a nosotros, por favor, envia un MP a Lébor Corbalis y acordaremos acordaremos una cita para conocerte y pasar nuestro examen.
avatar
Lébor Corbalis
Basallo

Origen : A Coruña (Galicia, España)

http://juggergalicia.comze.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.